El calzado adecuado para atravesar valles y montañas

Si hacéis trekking habitualmente no os voy a descubrir ningún secreto si os hablo de la vital importancia de hacerlo con el calzado idóneo pero si no es el caso y el itinerario de vuestras próximas vacaciones incluye una caminata de uno o varios días por la montaña (algunas etapas del Camino de Santiago, un tour por los Alpes o los Andes…) quizás no estéis pensando en el calzado con la consideración que merece. ¡Aquí estoy yo para remediarlo!

No olvidéis que en cualquier caminata son precisamente los pies vuestros mayores aliados. Una ampolla o una rozadura podrían dar al traste con un maravilloso día en la montaña y una lesión poner punto y final a una escapada de ensueño. Por todo ello,se hace imprescindible lanzarse a la aventura con el equipamiento adecuado.

Como podéis suponer, no hay una respuesta cerrada a la pregunta de cuál es el mejor calzado para senderismo y trekking ya que esto dependerá de distintos factores tales como la naturaleza de la ruta que habéis planeado o los gustos personales de cada uno. Eso sí, hay algunas cosas que tenéis que plantearos antes de tomar una decisión:

  • Comodidad. El calzado debe ser resultarte cómodo, muy cómodo. Aunque parezca una obviedad no está de más recordarlo. De nada servirá comprar las botas de montaña más caras del mercado si su horma no se adapta a tus pies.
  • La talla. Relacionado en parte con lo anterior, es muy importante que la bota sea del tamaño correcto. Si es grande, te bailará el pie y si es demasiado pequeña, te acabará por apretar según avance la jornada ya que los pies se dilatarán. El truco de dejar que sobre el espacio suficiente para meter un dedo es un clásico que suele funcionar.
  • ¿Bota o zapatilla? La diferencia entre una y otra está en la rigidez tanto del cuerpo como de la suela. Si vas a caminar por zonas complicadas, una bota te aportará más sujeción y estabilidad pero si vas a recorrer senderos bien preparados, entonces elige la opción que te aporte más comodidad y seguridad.
  • Utiliza el calzado antes. Al igual que estrenar unos taconazos para ir a una boda no es una buena idea, tampoco lo es estrenar unas zapatillas o unas botas de montaña justo antes de emprender el camino. El calzado necesitará un tiempo para hacerse al pie así que antes de ponerte a andar kilómetros y kilómetros previsora y encuentra unos días para darle uso antes de partir en un entorno controlado.
  • Los calcetines también son importantes y, en este capítulo, veréis que también encontraréis muchas opciones para elegir. Mi consejo es que invirtáis en calcetines técnicos sin costuras interiores.

¿Tenéis algún consejo más para añadir a la lista? Para las que os estrenáis en el senderismo y el trekking, el tiempo y la práctica os enseñarán cuál es el mejor calzado para vosotras pero estos consejos os servirán como punto de partida.

No hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.