Capazo, el bolso de esta primavera

Ya sé que dicen que hasta el 40 de mayo no conviene quitarse el sayo o, lo que es lo mismo, que no hay que confiarse con las buenas temperaturas hasta bien entrado el mes de junio ya que la climatología puede (y suele) guardar alguna pequeña traición por estas fechas.

Cuando eso pasa (y no creo que os extrañe), me suele pillar fuera de juego. Ya sabéis de mi debilidad por el calor así que tampoco os sorprenderá que a los primeros rayos de sol me falte tiempo para poner mi armario a punto y desterrar toda la ropa de abrigo. Y eso es precisamente lo que he hecho el pasado fin de semana, aunque para el 40 de mayo queden aún bastantes días…

No sé si os da la misma sensación, pero el pasado invierno se me ha hecho especialmente largo y pesado. La lluvia, aunque muy necesaria, nos ha aguado (nunca mejor dicho) muchos fines de semana. Pero al igual que la lluvia hace surgir las setas en el campo, el solecito ha hecho resurgir las terrazas en la ciudad, y ya casi se me ha olvidado…

¿Os gustan los capazos? A mí me encantan, no sólo para ir a la playa o a la piscina sino que me parece que son el complemento ideal de los looks primaverales y veraniegos más alegres porque, precisamente, la sencillez y la frescura de la rafia pega con todo. Y, desde luego, esta temporada están pegando fuerte en las calles, seguro que lo habéis notado.

Yo ya tengo el mío – he elegido este capazo redondo en color natural de Fosco con una pluma en el mismo color que me voy a poner un montón porque, además de bonito, tiene bolsillos interiores y es bastante práctico. Y vosotras, ¿ya os habéis hecho con vuestro capazo?

No hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.