El lujo de disfrutar del hogar

Si hace un par de semanas os animaba a sacudiros la pereza y a no dejar de viajar durante los meses de otoño e invierno, hoy os invito precisamente a que hagáis todo lo contrario: os recomiendo que, de cuando en cuando, aprovechéis vuestros día libres para quedaros en vuestro hogar, ¡con premeditación y alevosía!

Y es que parece que el hogar es más hogar cuando ahí fuera llueve o hace frío, ¿no os parece? Es entonces cuando nuestras casas se convierten en el refugio perfecto donde aparcar el estrés y las prisas, y disfrutar de todos esos pequeños grandes placeres de la vida para los que no hace falta cruzar el umbral de la puerta:

– Remolonear en la cama por las mañanas, bajo el calor del nórdico, cinco, diez, quince minutitos más… Para después regalarte un desayuno digno de reyes.

– Dejarse atrapar por una buena película, ver un capítulo tras otro de vuestra serie favorita o dejar pasar las horas entre las páginas de un buen libro… ¡Qué nadie diga que una tarde de sofá y manta es una tarde perdida!

– Cocinar recetas elaboradas, volver a encender el horno y recuperar las meriendas.

– Desempolvar los juegos de mesa (¡me chiflan!) y volver a jugar con los tuyos. ¡Y qué gane el mejor!

– Pasar el día (los días) en pijama y zapatillas.

– Pintar, tejer, crear cosas bonitas que vistan nuestra morada y la hagan aún más acogedora.

Me seguís, ¿verdad? ¿Disfrutáis tanto como yo de estos pequeños momentos?

Claro que, de vez en cuando, no queda más remedio que salir a la calle. ¡Y toca abrigarse! Por suerte, las maxi bufandas vuelven a ser tendencia esta temporada. ¿Habéis visto los modelos de la colección de Fosco para Merkal? Son tan bonitas, suaves, calentitas y acogedoras que no os las vais a querer quitar ¡ni al llegar a casa!

Y a vosotras, ¿qué es lo que más os gusta hacer en casa cuando llega el frío? ¡Contadme!

 

Follow Merkal’s board on Pinterest.

No hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.