‘Nail art’ o cómo sacar a tu pedicura de la rutina

A la hora de pintaros las uñas de pies y manos, ¿sois tradicionales o os atrevéis a ser un poco creativas?

A algunas de mis amigas no las veréis cambiar de esmalte de uñas en décadas mientras que para otras es impensable repetir color en todo el año. Yo, os confieso, soy más de este último grupo: ¡me encanta experimentar!

De un tiempo a esta parte, me encuentro absolutamente fascinada por el ‘nail art’, una nueva tendencia en manicura y pedicura que, cómo su propio nombre indica, lleva el arte a las uñas. Y no sólo se refiere a pintar en las uñas un cuadro como si se tratase de un lienzo (que también), sino que el ‘nail art’ juega con colores, formas, volúmenes, texturas… ¡Es todo un mundo!

Para lucir el ‘nail art’ en todo su esplendor tendréis que acudir a un salón profesional, pero algunas técnicas podréis aplicarlas en vuestra propia casa incluso si sois tan torpes como yo. ¿No os lo creéis? Pues os dejo algunas ideas:

– Las formas geométricas. Sólo necesitas dos o tres esmaltes de distintos colores que combinen bien entre sí y unas guías o plantillas. Puedes probar a pintarte las uñas mitad o mitad o a jugar con triángulos, cuadrados, círculos…

Degradados. Una de las técnicas más sencillas y vistosas. Elige dos esmaltes y, con el primero, pinta la base de las uñas. El segundo te lo debes aplicar sobre el primero, con ayuda de una esponja de maquillaje, empezando por el extremo de la uña hasta conseguir el efecto deseado.

– Los mates. Mi última fascinación en lo que a esmaltes se refiere es el efecto mate. Lo podéis conseguir gracias a ‘top coats’ que producen un acabado mate en lugar del brillo y también podéis jugar llevar parte de la uña en brillo y parte en mate. ¿Mi obsesión? El efecto hipnótico sobre el esmalte negro.

– Las pegatinas. En cualquier perfumería encontraréis pegatinas de ‘nail art’ para vuestras uñas. ¿Mis favoritas? Las que son muy pequeñas, e relieve y en colores metálicos, que dan un toque de lo más sutil y elegante.

A la hora de elegir el calzado perfecto para pedicuras especialmente originales, lo mejor es decantarse por sandalias que dejen las uñas al descubierto y que les cedan todo el protagonismo. ¿Ejemplos? Si buscáis calzado plano, estas sandalias esclavas de LH BY LA HALLE o este sencillo modelo de CREEKS pueden ser una buena alternativa. Si, por el contrario, preferís subiros a un buen tacón, optar por pares básicos del estilo a estas cuñas azulonas de FOSCO o a estos tacones metalizados de DI FONTANA.

 

Y vosotras, a la hora de ser la pedicura, ¿sois de las clásicas o de las atrevidas? ¡Contadme!

 

 

Follow Merkal’s board on Pinterest.

No hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.