Platos de colores, arcoíris de nutrientes

No es un secreto que cualquier receta gana enteros si va acompañada de una buena presentación. Si, además, tenéis niños pequeños, ya sabréis que conseguir que la comida sea atractiva visualmente para ellos es la clave del éxito. ¿Y qué mejor forma de hacer un plato atractivo y divertido que jugando con los colores? La buena noticia es que la combinación de varios colores sobre el plato no sólo lo hace más apetecible, sino que es la manera que ha elegido la sabia naturaleza para ayudarnos a componer platos equilibrados en minerales, vitaminas y fibra sin ser expertos en nutrición, y es que a diferentes colores, diferentes propiedades nutricionales.

El azul y el púrpura de los arándanos, berenjenas o uvas nos ayudarán a mantener el corazón sano y a que el cerebro funcione a máximo rendimiento, el verde del brócoli o el kale a limpiar toxinas, el naranja de melocotones, mangos, boniatos o calabazas nos aporta la cantidad óptima de vitamina A y los consiguientes beneficios para nuestros ojos, huesos y sistema inmunitario. Contra el desarrollo del cáncer de próstata o de pecho, el rojo de tomates, sandías o pimientos. El blanco de la cebolla, el ajo, los nabos o los puerros nos asegura una buena dosis de antioxidantes y antiinflamatorios… ¡Y suma y sigue!

Así que ya sabéis, sed imaginativos, mezclar frutas y verduras de todos los colores, buscad el contraste en ensaladas y macedonias y conseguiréis que vuestro cuerpo y el de los vuestros reciban todo lo que necesita.

Y si tampoco queréis que falten colores en vuestro armario, ahora es el mejor momento: no os olvidéis de daros una vuelta por las rebajas de Merkal, recién inauguradas, para aprovechar sus descuentazos de hasta el 50%.

Follow Merkal’s board on Pinterest.

No hay Comentarios

Comentar