Preppy, estilo clásico y sofisticado

Uno de los grandes principios indiscutibles de la moda es que lo clásico es atemporal y una prueba más la encontramos en la tendencia ‘preppy’. Aunque parece que desde hace un par de temporadas lo ‘preppy’ está más en boga que nunca, lo cierto es que este estilo nunca había perdido fuelle.

La tendencia ‘preppy’ se forjó durante los años 50 en las ‘prep schools’ de la costa este americana -de ahí su nombre-, a las que acudían los hijos de las familias más influyentes como paso previo a la universidad. En contraposición a las modas pasajeras que seguían el resto de adolescentes, aquellos jóvenes adinerados adoptaron una forma de vestir conservadora, sobria y distinguida, con la conciencia de que ropa que se ponían también hablaba de su lugar privilegiado en la sociedad, de la excelente educación que recibían, de su gusto por determinados deportes (tenis, golf, polo, remo)…

Fue a partir de los años 80 cuando la estética ‘preppy’ se popularizó más allá de las aulas entre otros rangos de edad y otras clases sociales. A partir de entonces, el estilo ‘preppy’ no tiene tanto que ver con el nivel adquisitivo como con una cuestión de actitud y estilo.

La estética ‘preppy’ funciona indistintamente entre ambos géneros sin diferencias significativas. Entre los básicos masculinos, los pantalones chinos, los polos, los jerséis de punto y el imprescindible blazer azul. Para las chicas, además, faldas tableadas, vestidos de corte evasé o camisas cerradas con lazos en el cuello, todo en tonos neutros, colores pastel o con estampados nada estridentes (rayas, cuadros o rombos). En los pies, mocasines, náuticos, y zapatos o botas de tacón cuadrado y estilo retro (no dejéis de echarle un vistazo a la colección ‘Nostalgic Preppy’ de Merkal). Los accesorios, siempre sencillos, y el pelo, como el resto del look, debe estar impecable, ya sea suelto o recogido.

Lo que más me gusta del estilo ‘preppy’ es la facilidad con la que se puede combinar con otras tendencias para adaptarla a tu estilo personal, por lo que es perfecto para llevar a la oficina en esos días de otoño en los que te apetece vestir un poco más femenina y elegante. Y vosotros, ¿apostáis por lo ‘preppy’?

Follow Merkal’s board on Pinterest.

No hay Comentarios

Comentar