Tendencia Coachella para bailar hasta el amanecer

La primavera es tiempo de festivales y si hay uno hacia el que se dirigen todas las miradas, ese es Coachella. Dentro de pocos días, como cada mes de abril, miles de personas se volverán a encontrar en el desierto de Colorado, en California, para disfrutar de los directos de sus grupos favoritos en tres días de fiesta ininterrumpida y para ver y dejarse ver, ya que el festival es toda una pasarela de moda que marcado un estilo propio.

Aunque nunca he tenido la suerte de acudir a Coachella (¡ya me gustaría!), el estilo folk, boho y hippy chic tan característico del festival me fascina y os confieso que puedo pasar horas viendo las fotos del ‘street style’ festivalero y buscando inspiración para mis looks desenfadados de verano.

Lo que más me gusta de la esta tendencia es la comodidad y el buen rollo que desprende, la libertad absoluta con la que permite combinar prendas y accesorios y la facilidad con la que se puede adaptar el estilo al tuyo propio y conseguir que todo funcione. Entre las muchísimas alternativas de influencia Coachella, estas son mis preferidas:

– Las prendas blancas de crochet y encaje: camisas vaporosas, tops, vestidos mini…

– Los maxivestidos y kimonos de estampados étnicos, inspirados en la sabana africana o en las tribus de indios americanos.

– El imprescindible short denim, lavado o roto, de inspiración retro o de corte ‘boyfriend’, ese que te sienta tan bien que cuando por fin lo encuentras, no te quieres quitar.

– El ante y los flecos como complemento indispensable para cualquier ‘outfit’, en bolsos y chalecos, en sandalias comodísimas o en botas planas de serraje.

– En el apartado de los accesorios, me decanto por el exceso: sombreros enormes, gafas llamativas y colgantes y brazaletes rígidos metalizados.

¿Y a vosotras, que es lo que más os gusta del estilo Coachella?

No hay Comentarios

Comentar