Trucos fit para estar en forma en casa

Con el trabajo y los niños, no me queda mucho tiempo para ir al gimnasio. Me gusta mucho el deporte, pero aquel que practicamos en familia: Esquiar, ir a la montaña… Las pocas veces que encuentro un hueco intento salir a correr, pero también trato de hacer algo de ejercicio en casa, al menos de mantenimiento.

Os animo a que lo hagáis, no es necesario ir al gimnasio para estar en forma, lo verdaderamente importante es la fuerza de voluntad y encontrar ratitos en casa para dedicarnos a nosotros. Así que ya sabéis, poneros ropa adecuada y unas buenas zapatillas de deporte y a empezar  😉

 

Piernas y glúteos

  • Con un step o un taburete bajo sube con el pie derecho y baja con el izquierdo. Baja repitiendo la misma operación y mantén la espalda recta. Repite 4 series de 25.
  • Sentadillas: Sube y baja como si te sentases en una silla, pero echa los glúteos hacia atrás y siente el peso en los talones, nunca delante. Repite 4 series de 25.
  • Elevación de la pelvis: Tumbada boca arriba sobre una esterilla con los brazos a lo largo del cuerpo, apoya los pies y levanta la pelvis de tal forma que solo queden apoyados en el suelo los pies y los omoplatos. Realiza 4 series de 25 y repite la operación pero pon más intensidad con una pierna levantada en prolongación del tronco. Alterna y haz 4 series de 25 con cada una.

 

Brazos

  • Flexiones: Aunque es un ejercicio difícil, no hay nada como las flexiones para ejercitar no solo brazos, sino abdomen y pecho. Si eres capaz, realiza 2 series de 10.
  • Pesas y mancuernas: No necesitas tener un equipamiento especial. Puedes hacerlas incluso con un brick de leche de 1 litro. Realiza con cada brazo 2 series de 25 hacia delante, y otras 2 hacia los laterales.

 

Abdomen

  • Abdominales de los de toda la vida. Así de sencillo. Apoya los pies en la esterilla, cruza las manos tras la cabeza y haz 4 series de 10. Si puedes, repite de nuevo.
  • Encogimientos abdominales o ‘crunch’. Eleva las piernas y crúzalas. Pon las manos detrás de la cabeza y eleva la cabeza y el pecho en diagonal, primero hacia la izquierda, y luego a la derecha.

 

Esto es lo básico para mantener un cuerpo tonificado, pero hay que complementarlo con un poco de cardio (correr, bici…) Y para terminar, estira los músculos y relájate con unos ejercicios de pilates que os contaré otro día. ¡Os animo a que lo intentéis! 😉

No hay Comentarios

Comentar