Las zapatillas de deporte, ¡lo más importante!

Este fin de semana hemos aprovechado para comprar el chándal y las zapatillas de gimnasia de Ana, y ya de paso hemos renovado las zapatillas deportivas de Pablo, que las va a necesitar para ir al cole.

Hemos optado por renovar su armario con un par de tenis como éstas para cada uno, pero en general, os dejo unos cuantos consejillo para ayudaros a elegir el calzado deportivo más óptimo para ellos.

  • Tiene que sujetar bien el pie, ajustarse sin apretar y aportar máxima comodidad.
  • Deben ser flexibles justo donde se dobla el pie y acolchadas en la suela.
  • Ha de tener la medida exacta, para ello, mide los pies de los niños mientras están levantados y con todo su peso sobre los pies.
  • Tienen que mover los dedos cómodamente dentro de las zapatillas por lo que tiene que sobrar como un centímetro y medio entre la punta de los dedos y el final de la zapatilla.
  • Además, debemos medir los dos pies y si uno es un poco más grande que otro (lo normal) y estamos entre dos números, debe escogerse el número más grande.
  • No subestimes la importancia de los talones. Las zapatillas deben tener contrafuertes rígidos en los talones y no quedar sueltos en la zona. Además, deben ser un poco altas para evitar indeseados esguinces.
  • Tienen que poder ponérselo y quitárselo con facilidad, por eso, nosotros hasta que sean un poco más mayores siempre los compramos de velcro.
  • Pruébales siempre los dos con un calcetín deportivo y que caminen con ellos un ratito, de tal forma que puedan detectar cualquier roce o presión en los primeros momentos.
  • Hay que examinarlos por dentro para detectar costuras, grapas o plásticos que les puedan causar roces o molestias.
  • Y por último, lleva siempre a mano tiritas, o que las lleven ellos en sus mochilas, para estar prevenidos si los primeros días les hacen alguna rozadura.

¡Espero que estos consejos os sean de utilidad!

No hay Comentarios

Comentar