Tendencia ‘normcore’ o la moda de ser normal

¿Y si lo verdaderamente moderno pasase por parecerse a la inmensa mayoría? Por extraño que pueda parecer, una de las tendencias que más están dando de qué hablar en los últimos tiempos lleva por bandera lo anodino, la uniformidad y la sencillez. Está bautizada como ‘Normcore’ y surgió hace apenas un par de años para plantar cara a la pretenciosidad ‘hipster’. Etimológicamente, la palabra está compuesta por los términos anglosajones ‘normal’ y ‘hardcore’, lo que significa que aboga por llevar la normalidad al extremo.

En este estilo, ninguna prenda debe destacar sobre el resto ni el conjunto debe llamar la atención en absoluto. Pero sólo estaremos ante un look genuinamente ‘normcore’ si detrás hay una intencionalidad estética y una conciencia en la búsqueda de esa normalidad: aunque el resultado lo pueda parecer, no es para nada improvisado.

Algunas reglas básicas para abrazar la tendencia ‘normcore’ pasan por elegir colores neutros (el negro, el blanco, el gris y el beige son los reyes), tejidos clásicos como el algodón o la lana y prendas lisas (nada de mensajes, estampados, abalorios u otros adornos) con formas que no sean ni entalladas ni pronunciadas. ¿Los básicos? Camisetas y polos, pitillos y pantalones chinos, jerséis oversize. En los pies, casan bien los zapatos náuticos para ellos y las bailarinas para ellas, aunque el calzado ‘normcore’ por excelencia es el deportivo, especialmente las zapatillas blancas de aires noventeros, como este modelo de Creeks para Merkal.

La filosofía normcore va más allá de la moda y se extiende hasta el cine, la música y la literatura, donde reclama las obras ‘mainstream’ y los ‘bestsellers’ frente a la cultura alternativa e independiente, y también hasta las costumbres y el estilo de vida, reivindicando, por ejemplo, los bares de toda la vida frente a los locales más punteros.

Y vosotros, ¿qué opináis de la nueva moda de ser normal?

Follow Merkal’s board on Pinterest.

No hay Comentarios

Comentar