¡Uno más en la familia!

La semana pasada nació Javier, el bebé de mi hermana Lucía y nuestro nuevo sobrino y primito, ¡ya somos uno más en la familia! Es una preciosidad de bebé que solo come y duerme. Apenas llora por la noche y si lo hace, le dura nada la pataleta. Ojalá los míos hubieran sido así de buenos, pero fueron unos terremotos que tenían a sus padres con unas ojeras hasta los pies día sí, día también… Menos mal que los años les han serenado y ahora podemos ir con ellos a cualquier sitio con absoluta tranquilidad.

El día que fuimos a darle la bienvenida al mundo en el hospital no sabíamos qué detallito llevarle. Ya tienen de todo porque Javier tiene un hermano mayor, Hugo, y prácticamente lo hereda todo de él. Pero la diferencia es que Hugo nació en primavera y cuando son tan chiquitines, si la estación es diferente, la ropita de la primera puesta sí hay que renovarla. En este caso, a los niños les hacía mucha ilusión encargarse del regalo de su primito, por eso les dejé el iPad y que fueran ellos los que eligieran. Con una lógica aplastante para su edad, decidieron que, puesto que nace ahora y en invierno va a ser muuuuy chiquitito, Javier tiene que tener los piececitos abrigados, y estas botitas de Pat et Ripaton eran justo lo que necesitaba.

Así que allí nos plantamos, con un enorme ramo de flores para mi hermana y el regalito de los niños. Las botitas les encantaron, aunque aún tiene los pies diminutos, seguro que en unos meses nos lo agradecerá con sus sonrisas 😀

¿Qué soléis regalar a los bebés cuando son tan chiquitines? Dadme consejos, queremos regalarle más cositas para que pase un invierno muy calentito.

No hay Comentarios

Comentar