El ‘dolce far niente’: Desconectar y perder el tiempo, la mejor manera de aprovecharlo

Creo que una cierta dosis de estrés es positiva: esa que te empuja y te mantiene activo, en movimiento, con energía, la que te ayuda a no decaer en la consecución de tus objetivos. Pero controlar la medida exacta no es nada fácil y de eso me he dado cuenta durante las vacaciones de este verano más que nunca. Con todo lo necesario organizado por adelantado, sin obligaciones inminentes, llamadas que atender o correos electrónicos que responder siento que me cuesta llegar a desconectar del todo y descansar. ¡Estoy tan acostumbrada a hacer tantas cosas que tengo sensaciones extrañas cuando no hago nada! ¿Os habéis visto en una situación parecida?

Veo muy necesario reflexionar sobre el ritmo de la vida moderna y la importancia de bajar revoluciones y descansar, tanto en el día a día como en las vacaciones, ¡para eso están! Para conseguirlo, he recopilado algunas ideas que estoy poniendo en práctica y que os dejo por aquí por si ayudan a alguien más:

– Al parecer, sentir inquietud al cambiar muy bruscamente las rutinas es algo completamente normal. Suena a broma, pero no lo es: si le das tiempo, se te pasará.

– De hecho, es positivo apostar por el cambio de una manera activa durante las vacaciones: horarios, comidas, costumbres… ¡Prueba algo diferente!

– Se puede desconectar en cualquier parte, pero el cambio de decorado que conlleva un viaje ayuda bastante.

– Hay que tranquilizarse con la planificación: los deberes impuestos se suman a los autoimpuestos, pero sobre los segundos tenemos capacidad de acción. Perder el tiempo a veces es la mejor manera de aprovecharlo: permítetelo. Pasea sin rumbo, relájate viendo la tele, lee una revista.

– En relación con lo anterior, es fundamental repartir las cargas familiares: autoerigirse en responsable de que toda la unidad familiar disfrute del tiempo de asueto no es saludable. Mímate y si lo necesitas, reivindica tu tiempo. ¡El mundo debe saber girar sin ti!

Como veis, son cambios pequeños, pero ponerlos en práctica ayudará a reaprender a disfrutar del placer de no hacer nada de cuando en cuando.

¡Por cierto! No olvidéis Merkal Calzados sigue de rebajas en su tienda online con descuentos hasta el 70% que, al igual que ocurre con las vacaciones, merece la pena aprovechar al máximo.

 

No hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.